Se necesita un milagro

En el transcurrir de los años, nos ha tocado ver y vivir como millares de países ricos a nivel mundial se han convertido en los más pobres, quien iba a imaginar que aquellos que tantas riquezas poseían y poseen hoy se vean en tales condiciones.

Da pena, tristeza y vergüenza que en pleno siglo XXI nos veamos en condiciones tan precarias como la que hoy viven algunos pueblos de América Latina y otros continentes.

Lo más lamentable es que estos países son ricos, ¿será que estamos frente al fenómeno de pueblos ricos pero pobremente administrados?, ¿hasta cuando nuestros pueblos seguirán hundidos en la miseria?.

Al parecer nuestros pueblos carecen de entes que sepan aprovechar sus riquezas, con un buen manejo y administración de los recursos dichos pueblos dejarían de vivir en condiciones infrahumana.

¿Será que no logran ver cómo pueden sacar a flote sus pueblos?,¿o más bien se hacen los ciegos?

Donde nos llevará la vida!

Los seres humanos son capaces de reaccionar de distintas formas al salir de su zona habitual de confort, dar el paso es sumamente difícil pero a la hora que tomas la decisión tienes que sacar fuerzas de donde sea  para poder continuar con tu travesía.

La verdad, si no te arriesgas no será capaz de descubrir de que madera o material estas hecha/o, al emprender el vuelo a lo desconocido  millares de pensamientos se acercaran a tu cabeza.

En medio de tantos sentimientos encontrados, lo importante es ser capaz de detenerse  y pensar que lo importante es seguir adelante con nuestros planes, metas y objetivos, provechando las oportunidades que se nos presentan día tras día.

Adelante que la vida nos trajo hasta aquí por alguna razón, aprovecha cada circunstancia de la vida, sácale el máximo provecho, que las oportunidades y las cosas buenas solo pasan una vez.

Yo me atreví alzar el vuelo, y tú ¿qué  estas esperando, que pasen los años y cuando despiertes sea demasiado tarde?.

 

¡Vamos allá que el que no arriesga no gana!

Donde nos llevará la vida!

Los seres humanos son capaces de reaccionar de distintas formas al salir de su zona habitual de confort, dar el paso es sumamente difícil pero a la hora que tomas la decisión tienes que sacar fuerzas de donde sea  para poder continuar con tu travesía.

La verdad, si no te arriesgas no será capaz de descubrir de que madera o material estas hecha/o, al emprender el vuelo a lo desconocido  millares de pensamientos se acercaran a tu cabeza.

En medio de tantos sentimientos encontrados, lo importante es ser capaz de detenerse  y pensar que lo importante es seguir adelante con nuestros planes, metas y objetivos, provechando las oportunidades que se nos presentan día tras día.

Adelante que la vida nos trajo hasta aquí por alguna razón, aprovecha cada circunstancia de la vida, sácale el máximo provecho, que las oportunidades y las cosas buenas solo pasan una vez.

Yo me atreví alzar el vuelo, y tú ¿qué  estas esperando, que pasen los años y cuando despiertes sea demasiado tarde?.

 

¡Vamos allá que el que no arriesga no gana!