Sola en la estación del tren en París

Hace unos años, mientras cursaba un Máster en Comunicación Social y Accesibilidad, en la Universidad Rey Juan Carlos en Madrid, un  grupo de compañeras aventureras como yo, decidimos viajar a París. 

Éramos un grupo de estudiantes de la República Dominicana, que nos conocimos en las aulas de la Universidad Rey Juan Carlos, algunas habíamos estudiando en la misma universidad allá en República Dominicana.

El grupo estaba integrado por; Arabeth, Margarita Anny, Ámbar y yo.

 Ámbar había cursado otro Máster, pero aún estaba en Madrid, parecíamos niñas toda entusiasmada por ir a conocer la ciudad del amor, París.

¡Ay París! Bueno llegó el día, con gran algarabía y con maletas en manos emprendimos nuestro viaje desde Madrid hacia Francia

Tomamos nuestro vuelo para ir a explorar tan hermosa ciudad, al llegar al aeropuerto de París, tomamos un bus que nos llevó a la ciudad. 

Entre risas y emoción caminábamos hacía la estación del metro, para ir al lugar donde nos alojaríamos, yo acostumbrada al metro de Madrid.

Cuando llegó el tren, mis compañeras abordaron y yo dejé pasar a una señora, pero que creen, justo al entrar la señora se ceró la puerta del tren, y yo me quedé en la estación.

¡Ay por Dios!, Cuando vi al tren perderse de mí vista yo en el andén y mis compañeras y mí prima en el tren sonreí, pero cuándo caí en cuenta que estaba en otro país.

Dije ay madre, ¿y ahora qué? Yo sin saber hablar frances, bueno pero al menos un poco de inglés entiendo, estaba en tal estado de shock que hasta el móvil había olvidado encender. 

Pensando que mis compañeras se habían bajado en la siguiente estación a esperarme, abordé el siguiente tren, pero al bajarme no estaban ahí, bueno ahí me puse un poco nerviosa, pero me dije cálmate Paola.

Y pensé debo volver dónde me dejaron las chicas, entonces le pregunté a una persona como cruzaba para abordar el tren para dirigieme hacía la otra dirección, al parecer me entendió y volví al lugar de origen.

Ya aquí una joven francesa estaba interesado ayudarme, pero la pobre no me entendía ni papá al igual que yo a ella, que dilema ella que no entendía el español y yo el francés.

En medio de  toda esa confución, recordé que tenía el móvil apagado, a caray el móvil exclamé, entonces lo encendí y vi varias llamadas pérdidas de mí compañera Anny Mercedes, quién se había devuelto a buscarme. 

Cuando la vi bajarse del tren, mí corazón saltó de alegría, cómo dicen, me volvió el alma al cuerpo.

¡ Que vivencias las nuestras en París!.

4 Replies to “Sola en la estación del tren en París”

  1. A mi, mejor decir a nosotros, nos pasó lo mismo, pero fue con nuestros hijos, que se quedaron, volvimos y estaban en el mismo sitio, no eran tan pequeños, 15 y 11 años, pero el rato hasta verlos lo pasamos muy mal,fue en Paris.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .