Artur Mas no le quedó otra que renunciar a la reelección

El presidente catalán en funciones, Artur Mas, renunció ayer a optar a la reelección en beneficio del alcalde de Girona, Carles Puigdemont, con lo que cede el testigo de la investidura tras la presión de la CUP al dar “un paso al lado” en aras de “tirar adelante el país” y evitar comicios. El “paso al lado” del presidente en funciones posibilita que hoy, en un pleno exprés de investidura un domingo por la tarde y al límite de expirar el plazo legal, Puigdemont, dirigente de CDC y presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia, sea investido presidente por mayoría absoluta con el apoyo de Junts pel Sí (CDC y ERC) y la CUP.
En una comparecencia en el Palau de la Generalitat y tras un acuerdo de investidura entre Junts pel Sí y la CUP, Mas dijo que, aunque no pide cargos, se pone “a disposición del Parlamento de Cataluña para lo que se me pida en el futuro, a disposición del futuro president y del nuevo Govern de Cataluña”. “Mas no quiere cargos, o presidente o expresidente y tan digno es ser presidente como expresidente”, afirmó el líder de CDC, que no aclaró si dejará el acta de diputado, lo que le permite ser aforado ante las imputaciones por la consulta alternativa del 9 de noviembre de 2014.
Mas recalcó que no se retira de la política, sino que seguirá en activo “ayudando” en el proceso soberanista y contribuirá a refundar CDC, sin descartar ser candidato de nuevo en futuros comicios. Así, remarcó que, al no ser investido esta vez, queda “absolutamente libre” de su compromiso de retirarse a los 18 meses de la legislatura si presidía la Generalitat y, en este sentido, dijo que “no renuncia” a presentarse en futuras elecciones.
El líder de CDC negó que su renuncia a revalidar el cargo de presidente sea una “concesión” a la CUP, sino que es “una decisión política” que, dijo, podría haber tomado o no, y que la ha adoptado a última hora porque “han evolucionado los eventos”.

Como contrapartida a la renuncia de Mas, la CUP se compromete a no sumar sus votos a los de las formaciones antisoberanistas del Parlament y que dos de los diez diputados de la CUP colaboren con el grupo de Junts pel Sí (JxS) para asegurar la “estabilidad” del Govern. “Aquello que las urnas no nos dio directamente se ha corregido a través de la negociación”, afirmó el presidente catalán en funciones, que enmarcó el gesto de la CUP en la “asunción de sus errores” en la negociación.

En un comunicado, la CUP matizó en todo caso que mantiene los 10 diputados en el Parlament pero dos de ellos “participarán de los espacios de deliberación de Junts pel Sí”, mientras que, como otro “gesto” hacia JxSí, otros dos serán relevados por otras personas de la organización y dejarán sus actas de parlamentarios.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s